Empecé a participar de la reunión de miércoles porque entendí que había un problema en mi interior

publicado el 23 noviembre, 2017 a las 22:21

Hace años cargaba una depresión que surgió por problemas sentimentales ya que no tenía una buena relación, no había respeto y perdí la autoestima. Dejé de arreglarme, ya no me sentía linda y menos querida. Caí en vicios y tenía mal carácter, sobre todo con mi familia.
Empecé a participar de la reunión de miércoles porque entendí que había un problema en mi interior, quería conocer a Dios y sanarme de todo lo que por años afectó a mi corazón. De a poco, la tristeza fue desapareciendo, todo el dolor y las reacciones agresivas pasaron. Pasé a ser alegre, cambié mi forma de ser. Aprendí a valorarme y también a perdonar.
El miércoles es un día esperado por mí, porque durante la semana pueden pasar distintas cosas en el trabajo, la casa, etc… Y no siempre llegas con la mejor disposición. Pero al entrar a la iglesia a orar y tener tu momento con Dios para desahogarte, para contarle lo que sientes, tus problemas, es una oportunidad única de salir renovada, con paz y alegría.

Daniela

© Copyright 2017 Iglesia Universal del Reino de Díos - Todos los derechos