publicado el 15 enero, 2018 a las 19:49

El rescate de las familias

 

Imagine que salió a trabajar y cuando vuelve a su hogar, cansado, encuentra su casa devastada, los muebles quemados, bienes robados y familiares secuestrados. Fue ese escenario de caos que David y sus hombres de guerra encontraron, como explica: (1Samuel 30).

David buscó en Dios la salida y rescató a su familia: “Y libró David todo lo que los amalecitas habían tomado, y asimismo libertó David a sus dos mujeres.Y no les faltó cosa alguna, chica ni grande, así de hijos como de hijas, del robo, y de todas las cosas que les habían tomado; todo lo recuperó David… Y vino David a los doscientos hombres que habían quedado …Y cuando David llegó a la gente, les saludó con paz.” (1 Samuel 30:18-21)

Rescatando la familia

La técnica de enfermería Silvana Helena Zanzine Precivale, de 57 años, no aceptó perder la familia para el mal. Casada hace 32 años, con el propietario de una oficina mecánica Milton de Oliveira, de 51 años, ella nos relata que sufría constantemente con agresiones, desprecio y principalmente con la falta de amor.

 

“mi familia estaba muy dividida. Mi esposo era violento, mis hijos le tenían miedo. Yo era muy insegura y celosa, los pensamientos de que mi marido estaba con otras mujeres eran constantes, por causa de eso, mi marido me despreciaba. Él se volvió muy agresivo, al punto de empujarme, darme golpes y apuntarme con un arma de fuego”, relata.

Silvana cuenta que su marido se había vuelto una persona muy diferente del hombre con quien ella se había casado. “Aquel hombre que estaba a mi lado no era el hombre con quien yo me casé. Cuando lo conocí, él era cariñoso y romántico, pero, de repente, él se transformó”, comenta.

Pero, la vida de Silvana sólo fue transformada cuando ella decidió orar por su familia y por su matrimonio.

“Cuando decidí buscar ayuda, me acordé de la Universal. Entonces, pasé a frecuentar las reuniones, y cada día, aprendía algo nuevo. Cambié de comportamiento, aprendí a ser una mejor mamá, una mejor esposa. También tuve fuerzas y cuché por mi familia. Hoy mi familia es fruto de una bendición. Tenemos paz, cariño, unión y mucho amor”, comenta.

Rescatando a las familias

Aún cuando muchas familias se estén deshaciendo, eso no significa que no debemos luchar. La verdad es que tenemos que luchar y proteger a quien más amamos. Por eso, el 28 de enero, en todos los templos de la Universal, en Chile y en el mundo, será realizado el día del “Rescate de las Familias”. Un domingo especial para unir a su familia, restaurar los lazos perdidos y perdonar aquel ser querido que por algún motivo le ofendió.

Si usted ha pasado problemas familiares, tiene el deseo de ver a todos protegidos, unidos y en la casa de Dios, no deje de participar en este encuentro especial. Traiga a su familia y estén todos bajo la protección de Dios.

La concentración especial fue una bendición en la Catedral, en Alameda 2558, metro U.L.A. Y en todas las Universal. Si usted quiere una familia unida, bajo el abrigo de Dios le invitamos que participe este domingo a las 9:30 de la mañana.

 

© Copyright 2017 Iglesia Universal del Reino de Díos - Todos los derechos