Ayuno de Daniel

publicado el 25 enero, 2018 a las 20:48

 

Durante estos 21 días del  Ayuno de Daniel, – que va desde el  25 de enero al 14 de febrero -, personas de todo el mundo  están entregándose verdaderamente a Dios y buscando al Único capaz de transformar nuestra vida: el Espíritu Santo.

La profesora Carla María, de 47 años, que participó de una de las ediciones del propósito, tenía la vida devastada. Lloraba por todo, tenía una vida sentimental destruida y era muy insegura. Ella también cargaba un sentimiento de venganza.

Según ella, al lado de su pareja conoció el mundo de los vicios. “Faltaba dinero para comprar comida, pero no faltaba para comprar vicio”, cuenta ella.

Delante de tantos problemas, la pareja creía que la vida no tenía solución. Sin embargo ellos encontraron la salida en la Universal.

“Oí del Ayuno de Daniel y me uní a este propósito de entregarme a Dios. Me limpié espiritualmente, dejé todo lo que me apartaba de Dios.

Me recuerdo que para ese domingo me preparé, fui a buscar a mi Dios vestida con mi mejor ropa. La reunión comenzó, llegó ese momento esperado, la búsqueda del Espíritu Santo y en mi interior pasó algo único, que me marcó para el resto de mi vida. Fui llena de alegría, tuve la seguridad de que Dios me perdonó todo lo malo que había hecho hasta ese día. Fui bautizada con el Espíritu Santo. A partir de ese día fui transformada desde dentro hacía afuera.

Mi carácter es diferente, hoy soy una mujer segura, feliz y fuerte.

Mi matrimonio fue restaurado, hoy somos compañeros y tenemos la dirección de Dios en nuestras vidas.

Los frutos en mi trabajo se notaron, pasé a hacer cosas que antes no haría, como ser líder. Yo recomiendo participar del Ayuno de Daniel a aquella persona que necesita urgentemente un cambio, a quien necesita ser feliz y tener vida, porque el Espíritu Santo es vida”.

 

© Copyright 2017 Iglesia Universal del Reino de Díos - Todos los derechos