La adaptación escolar es un desafío para la familia

publicado el 6 marzo, 2018 a las 11:30

El inicio del año escolar representa un desafío para padres e hijos. Los niños que están ingresando en la educación infantil pueden tener miedo de esta etapa, mientras que los estudiantes que están cambiando de escuela deben adaptarse al estilo de la nueva institución. Pero, al final, ¿cómo garantizar una buena adaptación escolar?

Conocer los valores de la escuela es el primer paso para que esta fase sea vivida de forma sana. La opinión es de Angélica Puentes, de 41 años, madre de María Eduarda, de 10, y Pedro, de 7 años. “Antes de elegir la escuela, visité algunas instituciones, vi si la escuela correspondía a nuestras necesidades y si yo tendría acceso a los profesores. Los niños participaron en esas visitas “, detalla.

Angélica cuenta que enfrenta la adaptación a cada etapa de la vida escolar de sus hijos con bastante diálogo y acompañamiento diario de las actividades. “Todos los días me pregunto sobre las clases y las materias nuevas. Incluso trabajando, siempre encuentro un tiempo para ayudar en las tareas. Mi marido y yo también participamos en las reuniones en la escuela”, afirma. La hija de ella, María Eduarda, acaba de ingresar en el sexto año educación básica. Para ayudar a la niña con el nuevo ritmo, Angélica explica que viene estimulando su autonomía desde hace más de un año. “Hoy tiene 14 materias y más responsabilidades. Le fui dando autonomía poco a poco. Yo le explico que  es responsable de llevar los libros a la escuela, organizar la agenda y hacer las tareas. No estoy todo el tiempo exigiendo, también ofrezco apoyo “, aclara ella, que también mantiene diálogo con profesores y coordinadores de la escuela.

 

Atención a los detalles

La psicóloga y coach de madres Isabela Cotian dice que conocer a fondo los valores y la propuesta pedagógica de la institución es fundamental para evitar problemas. Los padres también deben estar atentos a la infraestructura y la ubicación de la escuela, además de preguntar si la escuela valoriza la formación continuada de los profesores.

Isabela destaca que los padres necesitan mantener un buen diálogo con los hijos. “Sugiero hacer preguntas más abiertas para entender cómo el niño se está sintiendo. En vez de preguntar si le gustó la escuela, los padres pueden preguntar cuál fue la actividad que  más le gustó o con qué compañero bromeó más. “Si hay algún problema, es importante buscar la coordinación y analizar los posibles motivos. La psicóloga todavía aconseja que los padres procuren transmitir confianza con respecto a la escuela. “Muchos niños lloran en los primeros días. Si los padres lloran junto con el, el niño puede sentirse inseguro. “Lo ideal es explicar los puntos positivos de la escuela y decir que va a volver a buscarlo”, recomienda, añadiendo que los padres deben evitar retrasos a la hora de buscar a los pequeños.

A medida que el estudiante va pasando de año, los desafíos en la adaptación escolar cambian. Luciana Corato, orientadora educativa del Colegio Poliedro, en San José de los Campos (SP), dice que el estímulo a la autonomía de los alumnos debe ser prioridad. “Aquí en la escuela, hacemos encuentros con los alumnos para hablar de la organización de los estudios y cómo esto puede facilitar su rutina. La familia debe acompañar la vida escolar, al mismo tiempo que puede ir delegando responsabilidades. Es importante dar espacio para que el niño crezca y camine con las propias piernas “, afirma. Según ella, los niños pueden dar señales de dificultades de adaptación. “Si el niño no habla, no demuestra entusiasmo, no quiere ir a la escuela o esquiva el asunto, algo no va bien. En ese caso, es importante buscar la asociación de la escuela “, finaliza.

Cambios

Los niños que cambian de escuela y hasta de ciudad por el trabajo de los padres pueden sufrir con el alejamiento de los amigos. En estos casos, la psicóloga Lia Clerot, especialista en terapia familiar sistémica, dice que los responsables deben seguir de cerca las reacciones de los hijos. “Recuerde los sentimientos de inseguridad que son normales en cualquier ambiente nuevo. En cuanto a los sentimientos de sus hijos, busque mostrar el lado positivo de ese proceso: cuente que las amistades se suman, hable acerca de las nuevas oportunidades de crecimiento y aprendizaje, por ejemplo “, enseña.

Cuando el cambio de escuela ocurre en la enseñanza media, es importante que los padres conversen antes con los hijos y expliquen los motivos del cambio. “Los niños mayores y los adolescentes están en un proceso de definición de la personalidad y sienten la necesidad de imponer sus voluntades. Incluso si no entienden los motivos del cambio, muestre que está atento a lo que piensan y sus sentimientos, trátelos con empatía. Durante el proceso de adaptación, conversen y ajusten esos sentimientos, sobre cómo el hijo tiene que enfrentar sus temores y las cosas nuevas y buenas que están sucediendo.

© Copyright 2017 Iglesia Universal del Reino de Díos - Todos los derechos