Yo era hijo del tráfico

publicado el 20 abril, 2018 a las 14:31

A los 15 años de edad mi mamá se embarazó de mí, mi papá era un traficante de 30 años de edad. Mi mamá realizaba asaltos y traficaba, consumía drogas estando embarazada de mí. Mis papás no me cuidaban a mí y mis hermanos, los vecinos alertaron a las autoridades y perdieron la tutela.

Pasé a ser cuidado por mi abuela,  a los 10 años sufrí un abuso. Yo quedé tan dañado que sentía odio dentro de mí, y quería descargar mi rabia contra los demás. A los 12 años conocí las drogas y me causó placer, fui a vivir con mi papá y todo empeoró. La primera vez que caí preso fue a los 14 años, caí preso por asalto y formar una banda. La segunda vez fui preso por asalto, pero esa vez estuve encerrado en una fundación con otros jóvenes. En las noches pensaba sobre mi vida, sentía angustia y malestar por tanta maldad y crueldad dentro de mí.

Un día clamé a Dios por mi vida y Él me respondió, pues supe del trabajo de la Universal por medio de un voluntario que habló conmigo en la fundación. Yo asistí a la reunión que se realizó, me bauticé y me volví un nuevo hombre. Yo no quería usar más drogas y estar en el mundo del crimen, ya no sentía placer en aquello. Cuando recibí al Espíritu Santo me sentí libre, recibí mi liberación y sentía alegría de hablar sobre Dios a los demás.

Hoy la misma alegría que sentí al liberarme es mayor cada día, cuando enfrento dificultades me refugio en Dios y no en las drogas; tengo perspectiva de vida; tengo mi propia familia y estamos unidos; estoy trabajando y soy un joven renovado lleno de vida.

Isaque Carmo

© Copyright 2017 Iglesia Universal del Reino de Díos - Todos los derechos